-->

martes, 11 de diciembre de 2012

Reseña: "El Club de los Corazones Solitarios" de Elizabeth Eulberg

Bueno, tal vez no lo sepan (o tal vez si lo sepan pero no les importe) pero esta es la primer reseña que escribo en mi vida así que o sean tan rudos si me ha quedado del asco pero igual me gustaría que fueran sinceros y me dieran su opinión acerca de lo bien (o lo mal) que lo hago.

--------------------------------------------------------------------------

El Club de los Corazones Solitarios
Elizabeth Eulberg | The Lonely Hearts Club #1 
Alfaguara 333 páginas
Yo, Penny Lane Bloom, juro solemnemente no volver a salir con otro chico en lo que me queda de vida.
De acuerdo, quizá cambie de opinión dentro de unos diez años, cuando ya no viva en Parkview (EE.UU.), ni asista al instituto McKinley; pero por el momento, he acabado con los chicos. Son unos mentirosos y unos estafadores. La escoria de la Tierra.Sí, desde el primero hasta el último. La maldad personificada. Algunos parecen agradables, claro; pero en cuanto consiguen lo que buscan, se deshacen de ti y pasan al objetivo siguiente. Así que he terminado.
NO MÁS CHICOS.
Punto final.

¿Cuantas de nosotras no hemos pensado, al menos una vez en la vida "ya basta, no volveré a salir con chicos" o "estoy harta de los hombres, son unos desgraciados que solo sirven para romperte el corazón"? ¿O quien simplemente, alguna vez en su vida, tal vez en la infancia, no deseo armar un club super exclusivo y secreto solo con sus amigas, en donde pudieran compartir secretos, apoyarse entre todas y pasársela de maravilla? Bueno, pues este libro tiene eso y un poco más.

Tengo que admitir que este libro me intereso desde la primera vez que oí hablar de el. Si bien, había escuchado y leído muy buenas críticas así que, cuando la feria del libro se instalo en mi ciudad, no dude ni un segundo en ponerlo en mi lista de deseos. Tenía en verdad muchas ganas de leerlo pero, por alguna razón, no lo leí de inmediato, sino que lo preste a mis compañeras del colegio (que también son grandes lectoras) e incluso a mi madre para que lo leyeran mientras yo leía otro libro. Y si, de nuevo escuche muy buenas críticas de este libro pero ahora por parte de gente más cercana.

Cuando me decidí por fin a empezarlo, no tarde ni tres días en terminarlo y la verdad es que me dejo con un muy buen sabor de boca.

La historia comienza con Penny Lane Bloom contándonos acerca del amor de su vida, Nate Taylor, el chico con el que ha estado "emparejada" (por decirlo de algún modo) desde que tenía cinco años. Penny ha sido amiga de Nate, hijo de los mejores amigos de sus padres, prácticamente desde que nació. Todos decían que eran la pareja perfecta y bromaban diciendo que algún día llegarían a casarse de verdad, cosa que ellos dos creían realmente posible. Penny nos cuenta como todos sus recuerdos de la infancia y sus mejores y más significativos momentos están relacionados con Nate, empezando por aparecer vestidos como novio y novia en la boda de su prima hasta su primer beso de verdad.

La familia de Nate pasaba todos los veranos en casa de los Bloom lo cual convierte para Penny la esperanza de que llegue el verano en la esperanza de poder ver a Nate de nuevo.

Y entonces, el verano llega, y con el llega Nate. Y esta vez Penny podía sentir como, al fin, sus sentimientos eran correspondidos. Al principio, todo parecía ir normal, como en cualquier otro verano pero algo había cambiado. Algo ahora era diferente. Y es que Nate ya no es el mismo niño de antes, si no que ha cambiado, ha crecido, se había puesto "más maduro" y sexy. Y era todo de Penny.

Todo comenzó como un verano perfecto, saliendo con el chico que conoces de toda la vida, el chico de tus sueños, unas cuantas veces aquí y otras allá, palabras lindas y besuqueos. Todo va bien, todo parece perfecto. Hasta que las caricias se vuelven más apasionadas y las ganas de tenerse aún más cerca parecían insaciables.

Pero no. No todo fue miel sobre hojuelas.

Nate sabía lo que quería y Penny, asustada por ir demasiado rápido pero aún ciega de amor, se dejo llevar.

Porque, como lo he dicho, Nate ya no es el mismo niño de antes. Ahora tiene nuevos intereses, nuevas metas y, sobretodo, nuevos deseosAunque todo parecía ir igual que siempre, algo se cocía en el interior de Nate, algo más fuerte que un simple romance de verano, algo que terminaría obligando a Penny a dar más de lo que ella estaba dispuesta a ofrecer.

Penny había decidido confiar en el, en verdad quería confiar en el. Pensaba darle una sorpresa, pensaba tomarlo desprevenido y demostrarle que estaba preparada. Pero al final, la sorpresa se la llevo ella, encontrándolo con otra, con los pantalones bajos, sobre el sofá del sótano de su propia casa.

Había crecido creyendo que el era su príncipe azul, su alma gemela, hasta que... ¡Boom! Descubre quien es en realidad Nate y se entera de lo que siempre quiso y lo que siempre ha pensado sobre este tan bien armado cuento de hadas, lo que le cae como un golpe bajo a Penny ya que lo que piensa él no es nada comparado a lo que ella creía.

En resumen, su cuento de hadas se desploma y la realidad cae de golpe sobre ella.

Penny, sufriendo no solo el engaño de Nate si no que se agregan a esta sus anteriores malas experiencias en el amor, busca refugio en esos cuatros chicos que jamás la han defraudado, en los autores de la canción que le dan nombre tanto a ella como al libro: Los Beatles.

Y es entonces cuando Penny Lane parece encontrar la solución en un póster de su cuarto: El Club de los Corazones Solitarios.

La solución para este mal de amores parece fácil: Penny jurará no volver a salir con un chico en lo que resta de su vida escolar y ya esta, será feliz y estará libre de engaños.
Dejaría de torturarme saliendo con fracasados. Disfrutaría de los beneficios de la soltería. Por una vez, me concentraría en mi misma. El primero de bachillerato iba a ser mi año. Todo giraría alrededor de mí, Penny Lane Bloom, fundadora y socia única del club de los corazones solitarios.

Pero lo que comenzó como una simple decisión para ponerle fin a su sufrimiento, termina convirtiéndose en una autentica revolución y el Club se convierte en un verdadero éxito, albergando a gran parte de las chicas del McKinley que parecen estar hartas de los chicos y deciden alejarse de ellos y todo el rollo de las citas para poder concentrarse en ellas mismas, en quienes son verdaderamente y en sus nuevas compañeras (y amigas).


Pero (si, pero), obviamente, no podía faltar el chico.

Si, me refiero a ese chico perfecto, atento y que parece tener todo lo necesario para sanar un corazón roto. El chico que termina complicando lo que parece ser una gran decisión. El guapísimo jugador del equipo de fútbol, con calificaciones perfectas y unos hermosos ojos azules: Ryan Bauer. El chico por el que tal vez valga la pena darle una segunda (tercera o incluso cuarta) oportunidad al amor.


La trama es simple, entretenida y emocionante en partes iguales. Te atrapa desde el principio y es casi imposible dejarlo de leer. Si bien, no es la octava maravilla del mundo ni nada por el estilo. El Club de los Corazones Solitarios es un libro sencillo, que te hará reír y que se lee en un suspiro.

Los personajes son una delicia. Aunque no se profundiza demasiado en ellos, te puedes hacer muy bien una idea de como son y terminan cayendo de maravilla. Personalmente, los personajes que más me han gustado han sido Tracy, Diane y los padres de Penny (si, leyeron bien, sus padres son increíbles, me encanta su sentido del humor).

Uno de los aspectos que me gusto y me emociono sobre este libro fue la relación que tiene con Los Beatles. La verdad es que yo soy muuuy fan de ellos, aunque tal vez no fan a muerte, pero si una grande, igual que mis antiguas amigas e incluso mi madre (que fue la que más me pego el gusto). Este fue uno de los aspectos que más me impulso a comprarlo y, debo de decir, que la fascinación de Penny por Los Beatles y la historia esta muy bien entrelazadas, no es ni mucho ni poco, si no la dosis perfecta.

Aunque si le he encontrado unos pequeños "peros", y es que al principio (o no muy al principio) sentí que a los acontecimientos les faltaba algo de narración y parecen ir algo rápido. Puede que hubiera gustado mucho leer un poco más de esos momentitos. Y el otro pero que encontré fue en el final. Aunque el desenlace es perfecto, pasa muy rápido y parece que le falta algo, aunque es justamente ese final feliz que todas esperábamos, pienso que Eulberg pudo haberse esforzado un poco más.

Ah sí, también me gustaría destacar el encantador diseño que tiene el libro. Al principio se me hizo algo extraña y muy rosa pero ahora pienso que le queda como anillo al dedo.

En resumen, es entretenido, divertido y emocionante. Te recuerda que ningún hombre merece que cambies tu personalidad para agradarle y te también que no hay nada mejor que la verdadera amistad.Si bien, no es la octava maravilla del mundo pero si es muy recomendable, sobretodo si quieres darte un respiro de todas esas novelas de ficción.

Puntuación:

4.5 / 5 tazas de café :)


Acerca de la autora.

Elizabeth Eulberg nació y creció en Winsconsin. Más tarde tomó rumbo a la universidad de Siracusa y luego se estableció en Nueva York, donde desarrolló su profesión en el sector editorial. Trabajó en el departamento editorial de Scholastic y actualmente está en Little, Brown, donde es la Directora de Publilcidad Global de Stephenie Meyer. Vive en las afueras de Manhattan con sus tres guitarras, dos teclados y una baqueta. Mientras reunía documentación para esta novela, intentó renunciar a los chicos para siempre. No funcionó.

¿Buscabas una opinión distinta? 
Ve entre nuestros blogs afiliados


2 comentarios:

  1. Me gustó este libro, es entretenido y fresco ^^

    ¡Te sigo! :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este libro! ^^
    PD: Te he nominado para los Liebster Award. Pásate si quieres!! Un beso^^ http://entrelibrossiempre.blogspot.com.es/2014/01/liebster-award.html

    ResponderEliminar