-->

jueves, 3 de julio de 2014

Reseña: "Si no despierto" de Lauren Oliver


Si no despierto
Before I Fall | Lauren Oliver
Editorial SM - Autoconclusivo - 474 páginas
Imagina que solo te queda un día de vida.
¿Qué harías? ¿A quién besarías? ¿Hasta dónde llegarías para librarte de morir?
Samantha está a punto de averiguarlo: el viernes 12 de febrero será su último día. O, mejor dicho, sus últimos siete días, porque todo va a repetirse una y otra vez hasta que se dé cuenta de que cambiar las cosas... está en su mano.




Opinión personal.


Si tuviera una sección especial en mi estantería llamada "Libros que me han marcado y han hecho que me ahogara en mis propias emociones" este, sin duda, estaría ahí (y sería el primero).

Para empezar, el libro entero gira alrededor del último día de Samantha Kingston, que se repite siete veces. Al principio yo creía que por el hecho de que se repitiera el mismo día una y otra vez iba a ser bastante aburrido y fastidioso, pero al contrario, es bastante interesante ver como las cosas van cambiando día con día, sobretodo la actitud de Sam.

El día de San Valentín es, para Sam y sus amigas, uno de los días más importantes del año, ya que ese día se mide su popularidad (lo cual es un asunto crucial para estas chicas) por el número de rosas que recibes y ellas están seguras de conseguir las suficientes como para superar su record del año pasado. Otra razón por la que San Valentín es un día tan importante es porque Sam por fin podrá darle su prueba de amor a su apuesto y popular novio, Rob.

Pero lo que Sam no sabe es que ese día no terminará bien, por que justo esa noche al salir de una fiesta ella tendrá un accidente de coche y al parecer muere, pero aún se sigue levantando al día siguiente solo para revivir ese día una y otra vez hasta que ella se de cuenta de que tiene que cambiar algo y así poder salvarse de ese extraño limbo en el que esta metida.

"Dicen que cuando mueres, la vida entera te pasa ante los ojos. A mí me ocurrió algo distinto."

Este es un libro excelente *suspira* ¿pero cómo explicar con palabras todo lo que me hizo sentir?

Para empezar Samantha Kingston es ese típico prototipo de chica bully americana. Le gusta salir de fiesta con sus amigas, beber y hacer locuras. Piensa que puede hacer lo que quiera porque es popular y hace lo que le plazca sin que les importe lo que los demás piensen, ni a quien afecte ni sus consecuencias. Tiene otras tres amigas que son prácticamente iguales, solo que con unas cuantas variaciones en el carácter.

Aunque la actitud entre ellas puedan parecer un grupo de amigas casi normales, con los demás son totalmente diferentes.

Al principio, las cuatro chicas (Lindsay, Elody, Ally y Sam) me parecieron insoportables. Aunque en muchas partes me parecía muy interesante el poder entrar en sus cabezas y ver como ellas pensaban, desde un punto de vista completamente narcicista, ególatra y despectivo hacia los demás, siempre habían momentos en los que me daban ganas de entrar y darles unas buenas bofetadas para que reaccionaran.

Les encanta molestar y hacer bromas de los demás, ponen apodos y juzgan basados en rumores de origen dudoso.

Otro personaje muy importante en la historia es Juliet, la chica cuya vida a sido completamente arruinada por las burlas y la forma de ser de Sam y su circulo de amigos. Me ha dado bastante pena su historia de como fue humillada y apuñalada por la espalda cuando en verdad ella se merecía algo mucho mejor.

Izzy, es la ternura en carne viva y Rob, el novio de Samantha, es un asno, punto final.

Y bueno, el chico maravilla: Kent McFuller. Aaah, pero que puedo decir él. Al principio yo tampoco me sentí atraída por el, la verdad es que en serio creí que era un poco friki y que lo mejor era alejarse, pero QUE EQUIVOCADA ESTABA. Jamás creí que me terminaría por enamorar tanto de él (y creo que en eso coincido con Sam).

"En fin, lo que quiero decir es esto: tal vez tú puedas permitirte el lujo de esperar. Tal vez para ti haya un mañana. Tal vez para ti haya mil mañanas, o tres mil, o diez mil, y que te quede tanto tiempo que puedas bañarte en él, entretenerte, dejar que se te escurra entre los dedos. Tanto tiempo que puedas desperdiciarlo.

Pero para otras personas, solo queda un hoy. ¿Y sabes qué? Es imposible saber a cuál de los dos grupos perteneces."

En la historia, aunque las cosas se repitan día tras día, hay cosas que nunca cambian. Es ahí cuando me di cuenta de que la amistad con sus amigas, aunque fueran chicas bullys, aunque fueran muy diferentes a cualquier otra, era (mayormente) verdadera.

Rob siempre será el mismo idiota y Kent siempre estará ahí para Samantha y la amará incondicionalmente. Sus papás siempre la querrán y respetarán sus decisiones aunque ella a veces meta la pata y su hermana menor siempre la va a querer aunque la ignore todo el tiempo. Y sus amigas siempre estarán ahí, no importa lo que pase.

A lo largo de los días, Sam se va dando cuenta de eso y de otras cosas muy importantes como que tal vez lo que siempre quiso más que nada en el mundo, no fuera tan importante como ella creía. Que, incluso, tal vez, la loca de la escuela no haya sido siempre la loca y que tuviera más historia detrás de ella con la que tenía que cargar siempre. Y que tal vez, su mejor amiga no fuera tan fuerte como aparentaba.

Este libro me hizo creer que, no importa como sea una persona ni que tan mala con otros o arrogante o creída sea, todos tienen sus razones y a nadie (por más malignos que sean) se le puede juzgar por eso.

En verdad, creo que deberían leer este libro (aún arriesgándose a que no les guste). Te hace reflexionar sobre tu vida, las cosas que haces (lo que para ti es importante y lo que no), si en verdad estas haciendo lo que quieres, si nuestra vida es como queremos que sea realmente

Este libro tocó fibras muy personales en mí, tanto que no pude ser del todo objetiva con él, pero ahora que ya hace un tiempo que lo leí puedo poner más las cosas en perspectiva.

"La mayor parte del tiempo —el noventa y nueve por ciento de las veces— no tienes ni idea de cómo ni por qué se unen los hilos, pero no pasa nada. Haces algo bueno y algo malo ocurre en consecuencia. Haces algo malo y ocurre algo bueno. Te quedas de brazos cruzados y todo estalla.

Y en ocasiones, muy de vez en cuando, por algún milagro del azar o la coincidencia —un millón de mariposas que aletean en el momento justo, haciendo que todos los hilos coincidan durante un instante—, tienes la oportunidad de hacer justamente lo que hay que hacer."


Hay bastantes frases y anécdotas a lo largo de este libro que me encantaría compartir con ustedes pero no puedo por que si no sería un spoiler masivo. Aún así, creo que el mensaje que gira alrededor de esta historia es bastante claro: en primer lugar, no juzgues antes de conocer por que las apariencias son muuuy engañosas; y dos, no dejes de ser quien eres, no importa el lugar ni la gente con quien estés, siempre se fiel a ti mismo.

Con este libro lloré, y lloré bastante. Después de terminarlo quede en un completo estado de shock. No podía creerlo, simplemente el final, es tan... inesperado y predecible. Inesperado por que la mitad del libro me pase con la esperanza de que las cosas fueran diferentes, y predecible por que, de algún modo (sobretodo en el ultimo día), ya lo veía venir.

Una de las cosas que más me llegó al corazón fue este chico que siempre la va a querer, no importa cuantas veces lo desprecie, ni cuantas veces se despierte y repita el mismo día. (KEEEEEEEENT<3).

Sin duda, uno de los mejores libros de esta autora, se los recomiendo sin siquiera dudarlo.

Puntuación

5 de 5 tazas de café
En verdad creo que cualquier libro que me haga pensar y me deje llorando por horas después de terminar de leerlo merece un 5 de 5.

Acerca de la autora.

Lauren Oliver, siempre fue una lectora voraz. De niña, le costaba tanto abandonar a los personajes de sus libros preferidos que a menudo escribía continuaciones; de mayor pasó a inventarse sus propios personajes, y es así como llegó a convertirse en escritora. Hoy escribe constantemente, usando como soporte cualquier cosa que tenga a mano: el ordenador, cuadernos, servilletas, el teléfono móvil... Cuando no está escribiendo, se dedica a pasar el tiempo con su familia y amigos, a cocinar, a beber café y a pensar qué nuevos tatuajes hacerse (ya tiene diez).

3 comentarios:

  1. Este libro es el eterno recomendado por mis amigas que nunca leo >-< ¡y mira que le tengo ganas!
    Me alegro de que te haya gustado, a mi me ha gustado mucho tu reseña
    Un beso! :3

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Este libro es precioso. Recuerdo que lo leí hace bastante y que cuando lo comencé pensé que iba a ser muuy repetitivo, pero para mi sorpresa me equivoqué. Me encantó al evolución de Sam a lo largo de toda la historia y su relación con Kent <3 Me alegra que a ti también te haya gustado. Gracias por la reseña :)

    Saludos, me quedo por aquí ^^

    ResponderEliminar
  3. Me encanto el libro , recién lo acabo de terminar u sinseramente no me esperaba ese final , cuando llegue al ultimo capitulo yo ya quería termknarlo para ver comí acaban y luego la sorpresa de lo que le pasa a sam ....
    U tengo una oregnta .. Alguien sabe porque tienen que ser siete días que se repiten ?
    Seria genial que me contestaran graciasy saludos *-*)

    ResponderEliminar